dimecres, 24 de setembre de 2008

Els professors viuen bé

Llegeixo una carta del senyor Blai Guimerá de Tortosa, de dimarts 23 de setembre, relacionada amb les inscripcions del CAP que es van obrir recentment a Tortosa. De les seves paraules es pot extreure que l'oferta de places per cursar el CAP queda curta vista la demanda. Val a dir que és sorprenent que la gent faci cues des de molt d'hora per aconseguir matricular-s'hi. Diuen que aquest cop sí que és la darrera vegada que es pot fer el CAP en un curs. La propera ja tindrà format de mestratge.

També es pot extreure que no tothom qui fa el CAP no ho fa per vocació d'exercir el professorat sinó que cerca una feina estable i més o menys ben pagada. Seria viure en un món ideal pensar que tothom treballa en el seu camp per vocació. I això es pot estendre a qualsevol professió, no només a la de professor o professora.

Una altra cosa que es pot extreure de la carta, tot i que la comenta de passada, és la gran quantitat de vacances que té el professorat. Malauradament és un missatge que es llença i que assumeix la societat. El professorat a Espanya fa tantes vacances i en alguns casos menys, com en altres països europeus. La diferència està en la distribució de les vacances, no en la quantitat. És evident que les vacances del professorat no coincideixen amb les dels pares. Però, és això culpa del professorat, del sistema educatiu, o de la societat en la qual vivim en què anem a culpar de les coses a qui ens és més fàcil? No demanarem que els empresaris canviïn de forma de pensar i ens ajudin a compaginar la vida familiar i laboral si podem demanar que altres tinguin menys vacances i continuïn passant més hores al dia amb els fills que nosaltres mateixos, no?

De professors i professores n'hi ha de bons i de dolents. Hi ha qui intenta fer la feina el millor possible i qui intenta fer-ne la mínima. Hi ha qui s'enduu la feina a casa i es queda sense descans diari i de cap de setmana, i hi ha qui quan surt del centre s'oblida de la rutina diària. És fàcil criticar-los però, hauríem de tenir un reconeixement amb les persones que ajuden a educar els nostres fills i filles.

Creative Commons License

4 comentaris:

Gustau Moreno ha dit...

Blai Guimerà hauria de saber més que ningú que ni tan sols tots els capellans treballen del que treballen per vocació.

blai ha dit...

Tortosa, 28 septiembre 2008 COTRARRÉPLICA AL SEÑOR MANEL ZAERA En estas tierras del Ebro en la actualidad solamente se puede hablar política y socialmente sobre el trasvasament y sólo si estás en contra de él. Una vez te sales de la línea marcada por el stablisment al acto eres condenado por los poderes fácticos como los periodistas que aquí no son más que estómagos agradecidos. En conclusión debo decir que aquí para lo único que hay libertad es para "xalar" pero con la boca cerrada, a no ser que sea para otros menesteres que no sean hablar y criticar a los poderes fácticos: Iglesia, políticos, empresarios, sindicatos, prensa, fuerzas de seguridad, etc. También debo decir respecto al comentario de que yo tendría que saber mejor nadie que ni los sacerdotes pueden trabajar según su vocación, que yo sigo trabajando vocacionalmnte cobrando una mísera pensión de 528 euros al mes y que sigo haciendo todo igual como lo hacía antes de abandonar por mobing la multinacional eclesial. BLAI GUIMERÀ ALTABÀS (cura autónomo)

blai ha dit...

LA ADMINISTRACIÓN EBRENCA ¿ES CORRUPTA? Somos muchos los que pensamos en las injusticias que sufrimos sin comerlo ni beberlo y que atribuimos fatalísticamente a ese concepto etéreo y ambiguo que llamamos VIDA: "son cosas de la vida"; "así es la vida"; "es ley de vida"; "la vida es dura", solemos decir. Pero las injusticias que nos hacen reaccionar más pronto son las que vienen de la mano de personas concretas y mucho más cuando es la misma administración, sustentada por nosotros y que sirve los intereses de los políticos elegidos por el pueblo. Así por ejemplo en la administración ebrenca ocurren casos de enchufismo, de interinos que se colocan y recolocan hasta que aprueban las ansiadas oposiciones, gente que por oposición le ha quitado la plaza a un enchufado y es relegada al "potro de tortura" con el mobing, plazas que surgen como por arte de magia y son ocupadas por familiares y estómagos agradecidos de los políticos, muchos cuyos curriculums pasan al olvido porque no son adictos al partido. Y para colmo al que denuncia estos chanchullos, que están a la orden del día, es colocado en unas listas negras para no ser admitido en ningún lugar de la administración. Para más inri los políticos del ayuntamiento de Tortosa se han subido el suedo en plena crisis económica. Por último diré que siempre me ha quedado la duda sobre si mi abandono de la administración de la multinacional eclesiástica fue una injusticia de la VIDA o de personas concretas. O bien fue un combinado de ambos factores. Me inclino por esto último.

blai ha dit...

CLERICALISMO ETARRA

Fermenta a principios de los 60 en diversas universidades europeas la marxistación de la teología y allí estudiarán clérigos, jesuitas y otras órdenes religiosas que más tarde, al llegar a sus países de origen, sobre todo iberoamericanos, pondrán en solfa con la llamada teología de la liberación, lo que aprendieron en dichas universidades. También por aquella época, por influencia de los jesuitas de la Universidad de Deusto se formará la banda armada ETA (Euskadi Y Libertad), que según demuestra el libro “ETA nació en un seminario”, fue un engendro clerical de los curas vascos. El clericalismo etarra, mediante el diálogo con los marxistas vendió el cristianismo al marxismo porque la teología de la liberación no trata de cristianizar el marxismo sino de poner marxismo en la teología, es decir, introducir el ateísmo y la lucha de clases en la iglesia para pasar de ahí a la política y a la sociedad en general, previo vaciado doctrinal de lo que siempre y en todas partes ha enseñado la Iglesia y que está resumido en sus dogmas. Cabe decir que la teología de la liberación detecta los problemas estructurales de la sociedad, pero no va a buscar la solución en la raíz de los mismos cual sería la tala del árbol de la vida, y así libera de una opresión para introducir a la gente en otra peor. Un ejemplo contemporáneo es el caso de Cuba que pasó de la dictadura autoritaria de Batista, a la dictadura totalitaria de Fidel Castro.

Se debe recorrer el camino del pensamiento que ha llevado a España y al País Vasco a la esquizofrenia de ETA, que por una parte es clerical y cristiana y por otra incumple sistemáticamente los mandamientos de la ley de Dios como el “no matarás”. Todo ello, adobado con el romanticismo nacionalista moderno de Sabino Arana, hace que las pistolas de ETA sean hoy por hoy insilenciables puesto que su bando opuesto sólo busca el estado del bienestar y está ayuno de ideales y valores humanos y cristianos, que combate sistemáticamente.